Una solución legal frente a los radares

¡No todas las soluciones antirradar son legales!

Existen distintas soluciones para conocer la ubicación de los radares.

Algunas, como los avisadores de radares, son 100% legales. Otras, como los detectores de radares, son legales en España desde 2010 pero ilegales en muchos países de nuestro entorno como Francia. Finalmente, los distorsionadores, están prohibidos y rigurosamente sancionados por la ley.


El antirradar: 100% ilegal

El antirradar distorsiona las ondas emitidas por los radares.

La tenencia o utilización de un antirradar, inhibidor o distorsionador queda estrictamente prohibida por la ley española y constituye un delito importante que puede costar muy caro.

El transporte, la tenencia y el uso de aparatos destinados a perturbar los controles se sancionan con una multa de 6.000 € y 6 puntos de carné de conducir. Asimismo, la instalación de estos inhibidores se multa con sanciones de entre 3.000 y 20.000 €.

En muchos países ya se han creado células de cibercriminalidad para perseguir a quienes compran en Internet este tipo de aparatos ilegales.


El detector de radares: legal en España desde 2010 pero ilegal en nuestro entorno

El detector de radares detecta las ondas electromagnéticas emitidas por los radares.

Hasta 2010, la tenencia, el uso y la instalación de detectores de radares eran totalmente ilegales y conllevaban sanciones importantes.

Actualmente, estos detectores de radares son legales en territorio español pero al pasar la frontera de países como Francia pasan a ser totalmente ilegales.

Asimismo, ya se han alzado ciertas voces partidarias de modificar la legislación para volver a ilegalizar los detectores de radares. Así las cosas, no se descarta la idea de que se produzcan modificaciones con respecto a la legalidad de estos aparatos.


El avisador de radares: 100% legal

Un avisador de radares combina:

  • La tecnología GPS para conocer en cada momento la posición del vehículo, su dirección, su velocidad, etc.
  • El uso de información pública como la posición de los radares fijos, las posiciones recurrentes o indicadas por usuarios de la carretera.

El principio en que se basan es sencillo: el avisador de radares conoce la posición de los radares presentes en su base de datos, así como la limitación de la velocidad impuesta. Cuando usted se acerca a una zona de control, el aparato le avisa.

No obstante, poseer un avisador de radares no supone una incitación a conducir infringiendo la ley.El avisador le permite permanecer alerta y no perder puntos del carné de conducir por unos segundos de descuido.


Wikango: 100% legal

Wikango comercializa únicamente soluciones legales.

Para todos los productos y servicios Wikango, puede descargar un certificado 100% legal.

Empresa Preguntas Frecuentes CGV Envío Ofertas a profesionales Distribuidores Menciones legales